Mexsana® más que un desodorante para pies, somos una opción para

Acerca de nosotros

COMPARTIR EN

Los años 40

El primer talco Mexsana® era una polvera que, sobre todo, cargaban las mujeres en el bolso para esparcirse por el cuerpo, a cualquier hora del día, con una mota de peluche.

El segundo empaque era metálico y para usarlo era necesario abrirle unos huequitos a la tapa con una puntilla y un martillo. Al menos ese era el método que se usaba en Colombia, el país que con los años se consolidaría como uno de los principales consumidores de talco en América Latina y el mundo.

Mexsana® talcos, 70 años protegiendo tus pies del mal olor

Los años 80

En 1984 Mexsana® lanzó la primera botella plástica con una tapa giratoria y agujeros para facilitar la dispensación del producto.

Mexsana® haciendo historia cuidando pies del mal olor

Los años 90

En 1990, Mexsana® lanzó su línea especializada para el cuidado femenino.

En 1999, Mexsana® lanzó su portafolio en spray manteniendo la misma protección y frescura de sus talcos, pero sin dejar huella.

Mexsana® lanza en 1990 la primera edición de talcos para mujer

2000

Mexsana® recibió el nuevo siglo con actualizaciones en su portafolio de productos: opciones más pequeñas y fáciles de llevar, y algunas con una nueva imagen en sus empaques. Todas estas con el fin de brindar soluciones a las continuas necesidades de los colombianos.

Mexsana®, 70 años protegiendo tus pies del mal olor

2018

Durante esta década, Mexsana® ha seguido innovando con sus presentaciones en polvo y spray, creando opciones para los que buscan beneficios adicionales para el cuidado de los pies, para grupos de consumidores con necesidades específicas como deportistas y también para los que buscan más contenido con un mejor precio.

Mexsana® en polvo y spray para cuidar tus pies

Actualidad

Para que todos estén seguros y confiados en cada paso de valientes y se quiten frescos los zapatos, actualmente Mexsana® se encuentra desarrollando las mejores opciones para tus pies, con las mejores fórmulas que previenen hasta el 99,9% de hongos y bacterias que producen el mal olor y el pie de atleta. También ofreciéndole a quienes más se exigen protección hasta por 48 horas.